El agua dinamizada está llena de energía

  • El agua dinamizada es un agua llena de energía (en términos fotónicos) como el agua de las montañas o de las cascadas. Esta energía proviene del movimiento de vórtice que sigue en el biodynamizer® así como de los campos magnéticos emitidos por los imanes permanentes que contiene. Esta energía influirá en la estructura molecular del agua e ionizará los minerales que lleva. ¡Toda esta energía será utilizada para la comunicación celular y el funcionamiento metabólico! (ver estudio sobre biofotones)
  • La energía del agua dinamizada tiene una mayor fotodiversidad (en términos de calidad y estabilidad). Creemos que esto hace que el agua dinamizada sea más compatible con la energía de la vida.
  • Esta energía adicional refuerza el campo energético humano, ayudando a combatir las bacterias y virus que degradan los ambientes de baja energía. «El microbio no es nada, es el suelo que lo es todo» Claude Bernard.
  • Hay que señalar, sin embargo, que las cualidades de la dinamización del agua (estructura y energía) se conservan hasta una temperatura máxima de 80°C y que desaparecen en cuanto el agua se evapora cuando hierve (a 100°C).

Conclusiones sobre la energización del agua

Por lo tanto, hemos visto que el agua posee una energía vital que proviene de los movimientos de su dinámica natural y la energía natural del medio ambiente que la rodea para ser la interfaz con los sistemas biológicos vivos que beben o se bañan en ella! El agua de la naturaleza captura, almacena y transmite.

  1.  Energía electromagnética de origen solar (electrones-fotones-protones).
  2. Energía magnética de origen terrestre (campos magnéticos) y gravitacional.
  3. Energía de vacío de las ondas escalares o campos de torsión que llevan información energética. Parece que cualquier masa o fluido en movimiento rotatorio = giro = vórtice (¡agua dinamizada!) genera campos de torsión activos. Además, cualquier objeto cuyas formas geométricas cumplan las proporciones de la sección áurea Phi (1.618) sería también un generador de campos de torsión pero pasivo (ondas de forma). Los campos de torsión se almacenan en agua estructurada, especialmente en agua que contiene sales ionizadas (minerales).

Esta energía se transformará en energía eléctrica que desencadenará reacciones bioquímicas en el cuerpo humano. Por lo tanto, esta energía contribuirá al funcionamiento de nuestro metabolismo celular (activando las comunicaciones celulares). El agua es una interfaz (receptor-transmisor) entre la radiación energética procedente de la naturaleza y la materia que activa el funcionamiento de los procesos biológicos. ¡El agua es vida!

El biodynamizer® reproduce estas condiciones para impartir al agua dinamizada características energéticas comparables a las del agua que brota o fluye en su entorno natural, es decir, que tiene una estructura molecular hexagonal y energía fotónica. Esta energía se transmitirá al cuerpo energético (aura). Vea los análisis electrofotónicos sobre este tema. De hecho, cualquier líquido conductor (agua con minerales = agua de ciudad) en movimiento (vórtice) en un tubo de metal (cobre) que está expuesto a campos magnéticos (imanes permanentes) dará lugar a corrientes eléctricas con una carga negativa de electrones que ionizarán el agua (transferencias de electrones que modificarán su carga eléctrica) y esto en proporción a la velocidad del flujo de agua (amplitud) y la potencia de los campos magnéticos emitidos. Esta energía alimentará lo que se llama el voltaje de la membrana de las células (carga negativa de electrones entre – 50 mV y – 90 mV) que se utiliza para abrir y cerrar sus canales iónicos que dependen del voltaje y que permiten que los nutrientes entren y que los desechos tóxicos salgan del cuerpo (= activación del intercambio celular -> funcionamiento del metabolismo).

Menú